Blog
HAZLO DE TODAS FORMAS
 
HAZLO , HAZLO...
 
 
Hazlo de todas formas:
A menudo la gente es irrazonable, ilógica y egocéntrica.
Perdónalos de todas formas!.
Si eres amable, la gente puede acusarte de egoísta o de tener segundas intenciones.
APRENDERÁS
 
Después de algún tiempo aprenderás la diferencia entre dar la mano y socorrer un alma, y aprenderás que amar no significa apoyarse, y que compañía no siempre significa seguridad.
 
Comenzarás a aprender que los besos nos son contratos, ni regalos ni promesas...
EL PODER DE LA PALABRA
Hsien-Sheng Liang
 
 
Un grupo de ranas viajaba por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron en un hoyo profundo. Las ranas se reunieron alrededor del hoyo.
 
Cuando vieron cuan hondo era el hoyo, le dijeron a las dos ranas en el fondo que para efectos prácticos, se debían dar por muertas. Las dos ranas no hicieron caso a los comentarios de sus amigas y siguieron tratando de saltar fuera del hoyo con todas sus fuerzas.
LAS TRES REJAS
(Anónimo)
 
El joven discípulo de un sabio filósofo llegó a casa de éste y le dice:
 
-Oye, maestro, un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia...
-¡Espera! lo interrumpe el filósofo-. ¿Ya has hecho pasar por las tres rejas lo que vas acontarme?
-¿Las tres rejas?
-Sí. La primera es la verdad. ¿Estás seguro de que lo que quieres decirme es absolutamente cierto?
-No. Lo oí comentar a unos vecinos.
-Al menos lo habrás hecho pasar por la segunda reja, que es la bondad. Eso que deseas decirme, ¿es bueno para alguien?
-No, en realidad no. Al contrario...
-¡Ah, vaya! La última reja es la necesidad. ¿Es necesario hacerme saber eso que tanto te inquieta?
-A decir verdad, no.
-Entonces -dijo el sabio sonriendo-, si no es verdadero, ni bueno, ni necesario, enterrémoslo en el olvido.
 
 
 
 
 
TODOS TENEMOS GRIETAS
 
Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaba a los extremos de un palo y que llevaba encima de los hombros.
 
Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua al final del largo camino a pie desde el arroyo hasta la casa de su patrón, pero cuando llegaba, la vasija rota solo tenía la mitad del agua.
LA PAZ PERFECTA:
 
Había una vez un Rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera captar en una pintura la paz perfecta.  Muchos artistas intentaron. El Rey observo y admiro todas las pinturas, pero solamente hubo dos que a el realmente le gustaron y tuvo que escogerentre ellas.
 
La primera era un lago muy tranquilo. Este lago era un espejo perfecto donde se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban. Sobre estas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas.
Todos quienes miraron esta pintura pensaron que ésta reflejaba la paz perfecta.

Bienvenido

        Prof. Martín Arzate

          Director General 

 

 

 

Programas Especializados en defensa personal

Programas VingTzun

 

 

 

 

Facebook me gusta